Plasma rico en plaquetas

Plasma rico en plaquetas para odontología

¿Qué es?

El plasma rico en plaquetas proviene de la misma sangre del paciente. Es decir, es el propio cuerpo quien lo produce. Por esta razón, al aplicar este tratamiento no hay riesgo de rechazo ni efectos secundarios.

Las plaquetas favorecen el proceso regenerativo. Lo que quiere decir que ayudan a que el crecimiento del hueso o del tejido dañado sea más rápido y de mayor calidad.

Factores de crecimiento

Las plaquetas poseen gran cantidad de factores de crecimiento. Los factores de crecimiento son proteínas que ponen el marcha procesos naturales de estimulación que ayudan a la regeneración de los tejidos.

El plasma rico en plaquetas contiene una cantidad de plaquetas cinco veces mayor que la que se encuentra en la sangre normal.

¿Cómo obtener PRP?

En odontología, para obtener plasma rico en plaquetas aplicamos el siguiente proceso.

 

  • Unos minutos antes de la cirugía se extrae sangre al paciente.
  • Esta sangre se somete a un proceso de centrifugado por el que obtenemos un concentrado de plaquetas de la sangre del paciente.
  • Este concentrado de plaquetas se aplica directamente en el lecho de la herida del paciente. En ocasiones se mezcla además con material de injerto óseo.

¿Quién puede someterse a este tratamiento?

Esta técnica es aplicable para todos los pacientes. Procede de la sangre del paciente, por lo que no hay posibilidad de rechazo.

Este tratamiento está especialmente indicado para pacientes diabéticos y fumadores. Esto se debe a que en este tipo de pacientes las heridas cicatrizan peor y los tiempos de recuperación suelen ser mayores.

Por tanto, gracias a esta técnica, se reduce el tiempo de cicatrización y mejora el postoperatorio.

Beneficios de la técnica de plasma rico en plaquetas

Las ventajas que obtenemos de aplicar la dicha técnica en nuestros tratamientos dentales son los siguientes:

  • Conseguimos reducir la inflamación y el dolor.
  • Acortamos los tiempos de recuperación del paciente.
  • Mejoramos los resultados de la cicatrización.
  • Conseguimos acelerar la integración del implante con el hueso y la encía. Además el hueso que se crea alrededor del implante es de alta calidad.
  • Aceleramos la regeneración alveolar tras una extracción, es decir, del hueso que contiene las raíz del diente.

Casos en los que resulta muy útil aplicar esta técnica

La aplicación de esta técnica resulta de gran utilidad en pacientes a los que se le realizan extracciones quirúrgicas como:

Finalmente, si necesitas más información no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Realizaremos un estudio exhaustivo sin compromiso.

¿Conoces nuestras redes sociales? ¡Síguenos en Facebook!